Seleccionar página

Regreso a escribir para poder trazar mi ruta y el resto de mi historia. Derrumbo, desde un profundo amor propio, mi propia obra, lloro el derrumbe de un castillo construido sobre cimientos débiles y lleno de muros agrietados, lleno de huecos mal llenados y construyo uno nuevo, con las mismas piezas en los lugares correctos y tal vez otras nuevas, de materiales más resilientes y cada día coloco un ladrillo.

Te invito a mi castillo con nuevos cuartos, con ventanas enormes hacia un jardín gigante, donde escribo un montón de poemas, tantos que lleno las paredes, tengo un cuarto de música, donde bailo y expreso mis sentires en danza, hay un cuarto donde aprendo a meditar, otro aparte de lectura y otro además de estudio; bienvenido a mi gran hogar.

Deseo y tengo hambre de aprender, crear, expresar y crear más, experimentar la vida a través de arte y letras para sentirme entera y quiero llenar el castillo de realidades bellísimas y sublimes a los sentidos. Quiero aprender a compartir estos espacios y a exponer algo tan mío, tan común pero que se puede convertir en un refugio de almas solas, en un espejo, en el eco de alguien que comparte, en un pensamiento que despierta una nueva pregunta existencial y una nueva búsqueda de sentido, una idea que contradice un viejo modo de pensar, o la respuesta a una pregunta que no había antes.

Quiero ser la lámpara que alumbra mi propia ruta y quiero alumbrar nuevos lugares que personas como yo o como tú descubran para poder habitar o simplemente apreciar el paisaje.

Yo soy Valeria Fierro y me encanta escribir. En este blog expongo poemas, textos románticos como este y algunos aprendizajes. A partir de hoy quiero compartir contigo una partecita de mí que me llena y me hace muy plena; ¡espero lo disfrutes conmigo!